La Dirección General de Tráfico ha puesto en marcha hasta el 4 de marzo una campaña especial de control dirigida a camiones y autobuses, vehículos que se han visto involucrados en un 11% de los accidentes con víctimas el año pasado, según los datos de la DGT.

Después que la Asociación de Fabricantes y Distribuidores (AECOC), a través de su director de Cadena de Suministro, haya reclamado a las empresas de transporte valentía para poner en marcha políticas para mejorar las condiciones laborales de los conductores y hacer más atractiva su profesión, los transportistas han emitido un duro comunicado.

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha publicado las restricciones de tráfico especiales en España para 2018, que afectan a todas las comunidades autónomas, exceptuando Cataluña y País Vasco que tienen transferidas estas competencias.

La Ley Macron establecía, entre otras muchas cosas, la imposición de una tasa a las empresas que desplazaran trabajadores fuera de sus países y entraran a trabajar a Francia. La medida, que también afecta al transporte, pretendía cobrar 40 euros por trabajador desplazado, lo que habría supuesto un desembolso importante por parte de las empresas de transporte internacional.

Las posibles horquillas de precio de devolución por camión se sitúan entre los 13.000 y 16.000 euros. (En función de año de compra, marca y modelo). Las indemnizaciones pueden superar en su conjunto los 400 millones de euros. El plazo para la presentación de esta demanda expira el 6 de abril y todavía pueden adherirse a ella nuevos demandantes.